Lo que siento y lo que tengo.

Todas las áreas de nuestra vida son importantes. Hoy 14 de febrero solemos celebrar el área del amor, ese espacio que reservamos al encuentro con el otr@.

"... calculo las mareas
las tempestades
hoy habrá humedad en sus muslos..."

Fragmento del poema Pronóstico de  mareas del libro Tertulias de Acuario.

Sin embargo, la prioridad es escucharnos y explorarnos. Cuando maduras y creces, también puedes descubrir que la energía sexual se agranda. No sólo me refiero a la energía de los sexos, hay que ampliar la mirada de la sexualidad. A veces el cuerpo se cierra para hacerte una llamada a que te explores de manera profunda. Te llama para que te recorras desde el interior.

Hay quienes para inspirarse miran el sol, las aguas, las tierras, da igual ; el asunto es expandir la consciencia del poder erótico del cuerpo a la edad que sea. Todos tenemos capacidad orgásmica, nos parecemos al universo. Venimos del orgasmo de la vida que un día nació en las estrellas . Venimos de esa explosión de vida y movimiento.

Es tiempo de integrar toda la información que sentimos y que nos revela lo que tenemos. Hemos de hacer todos los cambios posibles (cambios evolutivos) para capitalizar y enriquecer los espacios de nuestras existencias. Y tener así muchos motivos para celebrar.

Los conocedores y expertos dicen que en nuestro propósito radica la fuente de la abundancia. Cuando uno encuentra la energía sincera de los sentimientos , uno se haya en su centro. Tomamos el poder y la responsabilidad del verdadero Amor propio. Ese amor que es sano y maduro y que nos permite compartirnos con el otr@ desde la sabiduría.

Deja un comentario

Carrito de compra